miércoles, 9 de diciembre de 2015

[Espacio para charlar] No todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades...

Me voy a permitirme a acercarme un poco más a ustedes para contarles más acerca de mi día a día. 

¿Han visto o leído alguna vez la obra de F. Scott Fitzgerald, "El gran Gatsby"? Ya sea en la película o en el libro, podrán encontrar la siguiente frase:

Cuando sientas deseos de criticar a alguien, recuerda que no todo el mundo ha tenido las mismas oportunidades que tú tuviste.

Para el año de 2013, fue la primera vez que escuché esta frase y se me quedó grabada en mi memoria debido a que estaba pasando una situación familiar muy difícil.  

Los que me conocen o que han estado más o menos presentes en mi blog, sabrán que estudio la carrera de Derecho (la cual, no me falta mucho ya para terminar). La inicié en el 2012 sin ningún problema, pero a mediados del 2013 comencé a tener problemas con mi familia por lo que comencé a faltar a clases seguido, mucha gente lo atribuía a que era por "flojera" o por que simplemente era "mi novio era una mala influencia para mi" o cosas por el estilo. La gente me señalaba con el dedo diciendo que la indolencia se había apoderado de mi, pero lo que no sabían es que faltaba a clases porque estaba buscando los medios para resolver mis problemas con ayuda de mi novio. 

A inicios del 2014, comencé a vivir sola con dinero medido y a duras penas me alcazaba para tener un techo donde vivir y comida para mi día a día. A veces contaba con mi novio las monedas para ver si me alcanzaba para siquiera cenar dos huevos y una botella de agua. Tenía que elegir entre comprar libros de la carrera o el techo donde vivir o la comida, por su puesto, prefería comer. Algunos maestros no me dejaban entrar a clase sin el libro (libros que costaban 300 pesos o más), a veces, ni me alcanzaba el dinero para el transporte por lo que no podía llegar a clase. Durante ese periodo, varias materias a duras penas las pasé o de plano, tuve que volver a repetirlas. 

No fue hasta que a principios del 2015, volví a regresar con mi familia y pude permitirme llevar mi carrera con normalidad. Pero fue cuando me di cuenta que mis compañeros, familiares y amigos me tenían un pésimo concepto. La mayoría de ellos ya estaban terminando la carrera o habían sacado unos promedios casi perfectos y me señalaban con el dedo puesto que me veía como una floja, pero la realidad es que todos ellos habían tenido facilidades como de : ir  a la escuela, regresar a casa hacer tarea, comer, dormir, ir a la escuela, etc. Y quienes eran de fuera tenían más o menos dificultades porque tenían que ver cómo les alcanzaba el dinero, pero en cambio yo, tuve que vivir fuera de casa sin que nadie me apoyara económicamente a excepción de mi novio quien fue un gran soporte durante todo lo que ha sido mi carrera. 

El caso es que me di cuenta que estudiando una carrera de leyes, en clases donde se habla de igualdad o equidad, que no todas las personas saben o conocen de lo que estudian. Hablan de equidad cuando el mismo reglamento escolar no permite flexibilidades como llegar tarde a una clase sin que no exista una sanción o que tener libros para una clase no sea dispensable. No todos tenemos la solvencia económica para asistir a una clase (y más cuando estamos hablando de una escuela pública). Supondría que la misma Universidad debería realizar estudios sobre este tipo de situaciones e importarle más sobre personas de bajo recursos porque no estamos en un país de primer orden. 

Lo mismo sucede con las personas que están a mi alrededor. Me sorprendió encontrarme con múltiples personas con excelentes calificaciones y que los profesores señalaban como "sumamente preparadas" o casi "genios", pero todos ellos emitían comentarios ponzoñosos infundados y con poca educación. Incluso alguno de ellos había dicho que ya había dejado de la carrera y que me había casado.(Porque no quise tomar la foto de generación) ¡Por Dios! 

Por eso, creo que existen diferentes clases de personas:

  • Las que estudian lo que se les da y sólo van a "vomitar" el contenido a los exámenes.
  • Las que estudian, comprenden, pero no lo aplican en su vida diaria.
  • Las que estudian, leen más allá de los que le dan y lo aplican en su vida diaria. 
El último supuesto es el más escaso y difícil de lograr, pero a ti lector que me lees, te invito a que lo intentes alcanzar. 

Ya estoy por terminar mi carrera con un promedio regular, pero lo que he aprendido es no emitir una opinión sin conocer la historia detrás y todo lo que lea, analizarlo y aplicarlo para su buen uso. 





¿Qué opinan ustedes? 

6 comentarios:

  1. Te admiro muchísimo. Sin duda es un frase que me ha encantado leer porque estoy muy de acuerdo con ella. Y bueno decirte que yo cuando iba a la uni también tuve gente que me prejuzgaba y demás. Pero mira peor para ellos...
    Así que ánimo. Por cierto eres guapísima, besos.

    ResponderEliminar
  2. Mira que nuestra carrera es solo hermosa en teoría.
    Yo tambien contaba los pesos para comer, no vivia sola pero me daban el dinero suficiente para sobrellevarlo.
    Me molestaba que habia alumnos que aun sus padres los llevaban a la escuela. "Crece un poco" pensaba yo, los demas ya estamos aunque sea un poco desembarazados de nuestros padres pero algunos no quieren crecer ni llevar la carrera bien. Mimados y reprobados.
    Todo lo que te ha pasado, nos ayudará a valorar muchisimo más lo que nos ganemos luego. Siemrpe nos dará coraje quienes tienen todo a la mano y no valoran y solo juzgan, pero nosotras, lo llevaremos mejor si algo malo nos llega a pasar.

    http://wingsofanne-sophie.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. uffffff te entiendo ...es muy dificil, me admiro de ti, eres una chica que sigue adelante y deseo de todo corazon q te gradues, creo que como dices hay "Lic." que son un asco de persona (no todos claro" creo que es lo q que falta, no solo las notas pueden refregar , claro son parte importate para aprender una carrera o licenciatura,pero tambien la calidad humana y más en tu carrera que se tratan temas tan delicados con las personas.
    Es dificil cuando hay momentos en la vida en que tu vida no funciona como la planeado como en tu caso valerte por ti misma y sobretodo estudiando , te felicito de todo corazon.:)

    ResponderEliminar
  4. Ohm, en esta entrada no puedo decir mucho ya que soy recién estudiante de preparatoria y obviamente aún vivo con mis padres, aunque no pido más de lo que necesito. Sin embargo, lo que sí es que siento una gran admiración por ti ^^ no cualquiera puede ni se esfuerza, enserio, que he conocido tantas personas que exigen a sus padres tanto y no hacen si quiera los quehaceres del hogar (no sólo de mi edad, incluso algunos que tienen esposa e hijos...). Ánimo ♥ que no importa lo que digan los demás, no por eso eres cómo dicen, tú sabes la verdad y es lo que importa :)
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Hola! A mí esa frase del Gran Gatsby también se me quedó grabada y estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Es muy fácil juzgar sin saber porque tipo de problemas han pasado los demás. En mi caso fue la depresión. En mi último año de carrera sufrí una depresión bastante grande y me costaba incluso hasta juntar fuerzas para salir de la cama, imagínate lo que era llevar una vida normal. La gente sacaba sus propias conclusiones. Pensaban que era una vaga por no levantarme por las mañanas para ir a clase o que era un antipática porque apenas hablaba cuando en realidad era que no tenia fuerzas para hacer ninguna de las dos cosas. Lo mejor en estos casos es ignorar a los demás. Su opinión vale tanto como tu quieras darle importancia. Como dice la gran Peggy Carter "I know my value, anyone else's opiniondoesn't really matter". Tú debes sentirte orgullosa de que lo superaste y tiene que servirte para tratar a los demás con algo más de compresión de lo que te han tratado a ti.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  6. MUCHAS gracias a todas por sus bellos comentarios. Me gusta saber que cuento con el apoyo de tan bellas personas.

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Gracias por comentar!