martes, 1 de octubre de 2013

[Review-Literatura] La playa de los ahogados — Domingo Villar.

Título: La playa de los ahogados.
Autor: Domingo Villar.
Edición: Primera
Año: 2009
Editorial: Siruela

Sinopsis:
Una mañana, el cadáver de un marinero es arrastrado por la marea hasta la orilla. Si no tuviese las manos atadas a la espalda, Justo Castelo sería otro de los hijos del mar que encontró su tumba entre las aguas mientras faenaba. Pero el océano nunca ha necesitado amarras para matar. Sin testigos ni rastro de le embarcación del fallecido, el lacónico inspector Leo Caldas se sumergirá en el ambiente marinero del pueblo, tratando de esclarecer el crimen entre hombres y mujeres que se resisten a desvelar sus sospechas y que, cuando se decidan a hablar, apuntarán en una dirección demasiado insólita. Un asunto inoportuno para Caldas, que atraviesa días difíciles: Alba ha vuelto a dar señales de vida, el único hermano de su padre está gravemente enfermo y su colaboración en el programa de radio se está volviendo insoportable.

Opinión:
Este libro fue un regalo de mi novio puesto que, de alguna forma, se enteró que lo quería con todas las fuerzas de mi alma y me sorprendió con él.
La playa de los ahogados, ha tenido una muy buena acogida por los lectores y de la misma forma, con la severa crítica.
Su manera de escribir está en el punto ideal y perseguido por muchos autores: Es descriptivo al punto de sentirte que estás viendo una película o en su defecto, que estás viviendo los sucesos a flor de piel cuando te pierdes en la lectura. No es simple ni su nivel de complejidad  es demasiado elevado, y también es un autor que piensa en sus lectores, se preocupa por el lector y no por que él solamente lo entienda y que el resto se las arregle para comprender qué intentó decir (lo cual viene a ser el problema de varios autores contemporáneos).
Me gustó que en vez de decir al principio de cada capítulo el número de cúal era o un título relacionado a su contenido, tiene el significado de una palabra que podría ser de relevancia al contenido de éste.
Los personajes vienen a ser muy completos: tienen sus defectos como sus virtudes. Tal es el caso del agente Estévez. Fue un personaje que puedes quererlo o llagar odiarlo, dependiendo de la persona, pero en mi caso, me encantó. Porque me pareció muy real y los defectos de este personaje (¿y por qué no?: Sus Metidas de pata), hicieron sentir durante sus 435 páginas que estuviera leyendo algo que realmente sucedió.
He de decir que el inspector Leo Caldas se ha convertido en uno de mis personajes favoritos dentro de la literatura. Me gustó la forma en que interactua con los otros personajes y usa su inteligencia para no dejarse llevar por la corriente del resto (a excepción de su padre, quien parece ser el único que logra un poco más que el resto hacerlo).
Otra cosa que me agradó mucho fue cómo llevó la historia, la manera en que Domingo Villar nos lleva a formar nuestras propias conclusiones hasta al grado de no estar seguros de nosotros mismos y hacerte creer que no estás en lo correcto y que probablemente, nunca lo estuviste.
Es un enredo de historia que no te hace soltar el libro ni un solo segundo. Personalmente, me leí las últimas doscientas páginas en una madrugada y no pretendía dormir hasta que encontrara un punto en el que pudiera pegar el ojo tranquilamente, pero cada final de cada uno de los capítulos me dejaba con la tentación se saber más hasta que me percaté, tristemente, que ya había terminado el libro.
Y es que, sin ánimo de dar spoilers, la historia da un giro inesperado que te hace sospechar de todo mundo, pero menos de la persona que realmente es.
Les recomiendo apliamente esta lectura porque personalmente, me ha fascinado y pienso contarlo dentro de mis relecturas del año que viene y además, si me es posible, comprarme el libro de Ojos de agua porque Domingo Villar promete mucho.
Ojalá podamos ver más libros de él en un futuro....

Calificación final: 5/5

Y ustedes, ¿han leído el libro? o ¿Piensan adquirirlo?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Este blog se alimenta de tus comentarios. ¡Gracias por comentar!